¡Oh, Santísima Madre, María del Buen Suceso de la Purificación! Tú que, por tu intercesión, alcanzaste de la providencia divina privilegios extraordinarios para la Sierva de Dios Mariana de Jesús Torres, que es una brillante luz para la vida Consagrada y se sacrificó por los pecados de la humanidad a partir del siglo XX y los siguientes; alcánzanos, te suplicamos, de tu divino Hijo, las gracias que solicitamos (… mencionar aquí la gracia que se pide), y también el verla prontamente elevada al honor de los altares, de modo que la Santa Iglesia perseguida por sus enemigos, tenga otra poderosa intercesora en el cielo. Amén.

Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

Con aprobación eclesiástica.

NOTA: Para la Causa de Beatificación de la Sierva de Dios Mariana de Jesús Torres, favor comunicar su testimonio de los favores recibidos por su intercesión:

Monasterio de Concepcionistas Franciscanas

monasterioconcepcionistasq@gmail.com

Calle Mejía 527 y García Moreno

Quito – Ecuador